Vacacionar con diabetes

0
151
Tener diabetes no debería impedir disfrutar de las festividades y las comidas tradicionales. Foto: Archivo

Las  fiestas  están llamando a nuestra puerta. Para muchos, las vacaciones incluyen viajes físicos y unas vacaciones ligeras de nuestra dieta diaria.

Para quienes padecen diabetes, el cambio de rutina durante esta época del año puede ser uno de sus mayores retos, pero planificar con anticipación puede ayudar a controlar los exceso festivos y la diabetes.

En el marco del Dia Mundial de la Diabetes, decretado el 14 de noviembre, compartimos algunos consejos para viajar sin contratiempos y disfrutar de las fiestas.

Durante los viajes, es importante llevar el doble de suministros para la diabetes en caso de emergencias o retrasos. Si el viaje es aéreo lo ideal es llevar todos estos suministros en el bolso de mano y mantener los medicamentos, refrigerios, sustitutos de comidas y geles o tabletas de glucosa en el asiento para tener fácil acceso.

Por otra parte, tener diabetes no debería impedir disfrutar de las festividades y las comidas tradicionales. Con un poco de preparación y planificación, aún se puede celebrar con los platos navideños favoritos.

Algunos consejos pueden incluir preguntar al anfitrión con anticipación qué se servirá y llevar una guarnición saludable favorita para compartir. Al servirse llenar al menos la mitad del plato con verduras coloridas y elegir aquellas sin salsas ni aderezos para aminorar el sodio.

Otra opción es comer un pequeño refrigerio antes de ir a las celebraciones para no llegar con hambre; Esto ayuda a evitar comer en exceso y tomar malas decisiones alimentarias.