Lactancia puede prevenir la obesidad infantil

De acuerdo con Unicef, “mejorar las tasas de lactancia materna en el mundo, podría salvar la vida de más de 820 mil niños y niñas menores de cinco años cada año”

0
207

(Notistarz).- La experta Erika Urbáez Aguilera, creadora del método Prolactancia, asegura que “hay relación entre la lactancia materna y un menor riesgo de sobrepeso y obesidad en niños”, de acuerdo con diferentes investigaciones.

En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, celebrada del 1 al 7 de agosto, con el objetivo de impulsar la concientización y la educación para madres, la experta explicó que  “el estudio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), de Estados Unidos, concluyó que la lactancia materna entre las primeras 6 y 12 semanas de vida, se asoció con un menor riesgo de sobrepeso y obesidad entre los niños de raza blanca no hispanos”.

Esta asociación también la presentan los estudios de la gubernamental Agencia para la Investigación y la Calidad de la Atención Médica.

“Aunque el mecanismo por el cual la lactancia materna podría proteger contra el sobrepeso y la obesidad no se encuentra del todo claro, se han mencionado múltiples hipótesis, entre ellas que podría influir en la programación nutricional de los individuos”, explica Urbáez Aguilera, miembro de la Asociación de Consultores de Lactancia de Estados Unidos.

Es decir, la leche materna proporciona “señales de saciedad (liberación de leptina y ghrelina)”, para que el niño/a deje de mamar. Los lactantes alimentados de este modo pueden adquirir un mayor control sobre su comportamiento nutricional, en comparación con los que recibieron fórmula.

En los últimos diez años, Erika Urbáez Aguilera se ha enfocado en educar y ayudar a más de cinco mil madres en el proceso de crianza y actividades fundamentales retadoras, como el sueño de los recién nacidos.

Con esa premisa educativa fundó su propio método Prolactancia, con el que diseña programas enfocados en lactancia, destete, alimentación, sueño, entre otras aristas de la relación madre-hijo en la crianza y el cual ofrece cursos, webinars y una comunidad de apoyo durante todo el año, para vivir una maternidad leve y enriquecedora.

A la par, Urbáez Aguilera está certificada en terapia sistémica familiar, sueño de bebés y crianza respetuosa.

UNA ACCIÓN QUE SALVA VIDAS

De acuerdo con Unicef, “mejorar las tasas de lactancia materna en el mundo, podría salvar la vida de más de 820 mil niños y niñas menores de cinco años cada año”.

Asimismo, sus estudios confirman que la lactancia materna protege al bebé recién nacido de infecciones de oído, diarrea, neumonía y otras enfermedades de la infancia.

La Semana Mundial de la Lactancia Materna es un esfuerzo coordinado por la Alianza Mundial para la Acción de Lactancia Materna (WABA, por sus siglas en inglés), con el objetivo de concientizar a madres, empleadores y entes sociales por el gran desconocimiento sobre el tema.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de quinientos millones de mujeres trabajadoras no se benefician de medidas de protección de la maternidad esenciales en la legislación nacional.

Tan sólo el 20 por ciento de los países exigen a los empleadores que ofrezcan a las empleadas pausas remuneradas e instalaciones para la lactancia o la extracción de leche y menos de la mitad de los menores de 6 meses se alimentan exclusivamente de leche materna.