Así empieza una rutina antiarrugas

0
138

Por: María Marín

Tenemos claro que la juventud eterna no existe, pero sí hay algo que buscamos constantemente, es eso que pueda mantener la piel hermosa y atrasar el paso del tiempo.  Precisamente, haber revelado mi verdadera edad ha provocado que muchísimas seguidoras me pregunten qué hago para evitar las arrugas a mis 60 años.

Cuida tu posición: Uno de los secretos principales para lucir un rostro fresco es tener un sueño placentero. Pero, más allá de dormir las 7 u 8 horas que la piel necesita para descansar y regenerar células, asegúrate de no acostarte de lado o boca abajo. Solamente cuando duermes boca arriba, puedes garantizar que tu rostro quede completamente libre y no roce con  almohadas o sábanas. Y es que, la presión constante de cualquier material sobre la piel, acelerará líneas de expresión. Incluso, recógete el cabello para que la piel de la cara pueda respirar bien.

Protégete del enemigo: Todas sabemos que los rayos ultravioletas del sol envejecen y que la única manera de retrasar la aparición de arrugas es aplicando un protector; sin embargo a muchas les cuesta tomarse seriamente tal advertencia. Aún cuando el día amanezca nublado, jamás salgas de tu casa sin aplicarte un producto de SPF 50 o más. Tampoco, dejes de aplicarlo porque el maquillaje viene con un bajo número de protección solar incluido. Incluso, me aplico protector dentro de mi casa, para cuidarme de las luces.

Ayúdala a brillar: Además de tomar agua, evitar el azúcar, comer saludable y usar un producto limpiador junto a una crema hidratante cada mañana y noche, busca un tratamiento que devuelva la luminosidad que ha perdido la piel tras la llegada de los 40, cuando comienza a disminuir el colágeno. Probé de todo hasta descubrir el gran efecto de los extractos de seda. Y no me refiero a dormir con sábanas suaves, sino a aplicarme el Silk Face, un suero ultra concentrado compuesto de fibras y proteínas de pura seda. Y lo mejor de todo es que nutre e ilumina el cutis desde la primera aplicación. Por algo, es de lo más recomendado en www.mariamarin.com  

Dicen que los 40 son los nuevos 30 y sucesivamente… ¡Qué vivan las rutinas tras esos nuevos años!