Nuevo fármaco frena progresión de esclerosis múltiple

El Ozanimod, creado en Scripps Research de La Jolla, frena la devastadora progresión de la enfermedad a largo plazo

0
62

LA JOLLA.- Bajas tasas de progresión de la enfermedad y cognición en pacientes con esclerosis múltiple recurrente, has sido registrados tras el uso de Ozanimod, un fármaco inmunomodulador creado en Scripps Research y vendido bajo la marca Zeposia

“La esclerosis múltiple es una afección grave que puede tener consecuencias devastadoras en la calidad de vida de una persona, que puede experimentar de todo, desde entumecimiento hasta parálisis muscular”, dice Hugh Rosen, profesor de Scripps Research, y creador del fármaco junto con Edward Roberts.

“Estos datos adicionales de última hora resaltan la promesa que este fármaco puede tener para los muchos pacientes afectados, en particular al ralentizar la rapidez y la significativa progresión de su enfermedad”.

Comercializado por la empresa biofarmacéutica mundial Bristol Myers Squibb y aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) para la esclerosis múltiple en marzo de 2020 y la colitis ulcerosa en mayo de 2021, “el Ozanimod dejó ver en dos ensayos clínicos, que el 76% de los pacientes tratados para la esclerosis múltiple no presentaban progresión de la discapacidad (CDP) confirmada a los seis meses”, de acuerdo con un comunicado de Scripps Research.

Además, se informó que “en un ensayo clínico independiente que evaluó las formas tempranas de esclerosis múltiple recurrente, los pacientes mostraron una mejora clínica en el funcionamiento cognitivo”.

1,8 MILLONES DE PACIENTE EN EL MUNDO

Los especialistas explican que “en la esclerosis múltiple, el sistema inmunológico ataca por error la cubierta protectora de los nervios, conocida como vaina de mielina, lo que puede provocar síntomas como pérdida dolorosa de la visión, fatiga y pérdida de coordinación. Se estima que 1,8 millones de personas en todo el mundo padecen esclerosis múltiple y los casos recurrentes afectan entre el 85% y el 90% de este grupo. Los pacientes con esclerosis múltiple recurrente experimentan ataques claramente definidos de síntomas neurológicos nuevos o en aumento”.

Rosen y Roberts, precisan que “Ozanimod actúa sobre las células inmunes llamadas linfocitos, que participan de manera central en el ataque autoinmune a la vaina de mielina. El fármaco se une a los receptores de la superficie de los linfocitos, impidiendo que lleguen al cerebro. Como resultado, la cantidad de linfocitos activados disminuye, disminuyendo el ataque inmunológico”.

Ozanimod también se está estudiando actualmente en ensayos de última etapa para el tratamiento de la enfermedad de Crohn, otro tipo de enfermedad inflamatoria intestinal.