Múltiples beneficios al cambiar la rutina de ejercicios

Variar los entrenamientos puede dar a los músculos y articulaciones la oportunidad de descansar y recuperarse antes de volver a trabajarlos

0
294

Apegarse a lo que ya se sabe o a lo que resulta más cómodo va creando rutinas que pueden generar resultados positivos en varios aspectos de la vida, pero en lo que se refiere a entrenamiento o actividad física, la rutina puede no ser de mucho beneficio.

Stewart Sanders, fisioterapeuta y director de la Clínica de carrera Sharp Rees-Stealy afirma que “si bien la constancia y la rutina son importantes para cualquier programa de acondicionamiento físico, combinar el entrenamiento puede brindar beneficios adicionales a la mente y al cuerpo”.

Según Stewart, está bien hacer la misma rutina de ejercicios todos los días si la intensidad no es demasiado extrema. La frecuencia puede ser algo bueno si se hace de forma segura.

Sin embargo, variar los entrenamientos puede disminuir el uso excesivo y optimizar los beneficios físicos. Al mezclar las actividades, dice Stewart, se da a los músculos y articulaciones la oportunidad de descansar y recuperarse antes de volver a trabajarlos.

Por ejemplo, se puede correr cada dos días y apoyar la actividad con entrenamiento de fuerza en los días libres. Los músculos que se utilizan para correr descansarán, mientras que el entrenamiento de fuerza favorecerá la salud de las articulaciones y la capacidad de soportar el estrés repetitivo de la carrera. 

IMPACTO EN LA PÉRDIDA DE PESO

Al adaptarse a una rutina de ejercicios podría notarse que no hay progreso tanto como antes en la mejora física. “Nuestro cuerpo se adapta a la repetición con mayor eficiencia”. Afirma Stewart.

Al variar de rutina de ejercicios se utiliza diferentes grupos de músculos. Esto lleva a un nuevo desafío para músculos específicos y permite que grupos de músculos trabajen juntos de manera diferente. Los músculos requieren energía y pueden ayudar a quemar más calorías.

El entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HIIT) puede ser beneficioso porque de aprovechan los picos rápidos en la frecuencia cardíaca que activan la capacidad del cuerpo para mantener la quema de calorías durante un período prolongado de tiempo.

Los entrenamientos HIIT pueden presentarse en varias formas y pueden incluir actividades para la parte superior o inferior del cuerpo, como burpees, caminatas, sprints en colinas y remo.

Un programa de ejercicios variado que equilibre la fuerza y ​​el cardio puede verse así:

Lunes: correr

Martes: entrenamiento de fuerza y ​​natación

Miércoles: correr

Jueves: entrenamiento de fuerza y ​​natación

Viernes: correr

Sábado: entrenamiento de fuerza y ​​natación

Domingo: descanso

Stewart sugiere que, en lugar de seguir la misma rutina de ejercicios se intente agregar nuevos movimientos y actividades, o probar diferentes equipos en el gimnasio. A menudo, el cambio puede resultar refrescante y gratificante.