Me mudé a un hogar que energiza

0
292

Por: María Marín

Recientemente me mudé a la casa de mis sueños y al compartir mi mudanza en las redes sociales, recibí infinidad de felicitaciones y comentarios por parte de mis seguidores. Pero hubo uno que más allá de felicitarme, causó que otros lectores se pusieran a comentar entre ellos: “Esa gran energía que siempre tienes es el espejo de tu casa”.  

Y es cierto, quienes me conocen saben que soy amante de un hogar organizado y si me viera atrapada en un espacio desordenado, instantáneamente mi energía comenzaría a desvanecer. Pero, no soy la única que puede experimentar algo así, está comprobado científicamente que el hogar donde cada persona vive tiene el poder de llenarla de energía o de drenarla.  

Piensa por un instante, si observar tu casa te deprime o te hace sentir emociones positivas. Acabar con el desorden es uno de los mejores partidarios que puedes tener para mantenerte de buen ánimo y disminuir sensaciones negativas como estrés, ansiedad y mal humor. Incluso, estudios científicos han revelado que el orden del hogar mejora la concentración, genera seguridad, disminuye la fatiga constante y reduce los dolores de cabeza. 

Cómo liberar tu casa del desorden

Vístete de paciencia y da un paso a la vez: Si llevas meses, años y hasta décadas acumulando cosas, no puedes pretender tener una casa perfectamente organizada en una semana. Comienza con algo tan sencillo como dedicar dos a cinco minutos por día. 

Cada cosa en su sitio: Si regresas todo a su lugar tan pronto terminas de usarlo, automáticamente estarás manteniendo el orden. Los pocos segundos que te tomará hacerlo te ahorrará los muchos minutos que toma recoger montañas de cosas regadas por toda la casa. 

Jamás salgas de tu casa sin tender tu cama: Tener ese hábito cadamañana es el primer paso para cualquiera que busca acabar con el caos en su hogar. Y es que ver una cama tendida genera una poderosa sensación de bienestar, haciendo que el día sea más positivo, productivo y motivador. Además, hace la hora de dormir más placentera. 

Siempre mira “el espejo de tu casa” y automáticamente cuidarás de tu cuerpo, mente y espíritu.