Diana Ruvalcaba, enfatiza el sentido humano de las relaciones públicas

Crecer profesionalmente en un ambiente donde coexisten personalidades tan diversas le ha dado a Diana la capacidad de reaccionar asertivamente ante situaciones complicadas, incluso a dominar el estrés y hasta el miedo

0
370

Con más de 20 años de experiencia en el ramo de las Relaciones Públicas, Diana Ruvalcaba, ha buscado mantener el sentido humano de esta actividad profesional con el fin de llevarlas a otro nivel, hecho que le ha valido el reconocimiento de sus clientes y del gremio.

Mujer fronteriza, madre de dos hijas, emprendedora, Diana creció en un ambiente familiar donde el trabajo y las responsabilidades le enseñaron la importancia del trabajo en equipo. 

Su trayectoria se ha desarrollado en apego a las actividades de la Comunicación; conductora, periodista, analista política, asesora y conferencista son algunas de las facetas que ha desempeñado, especializándose en las Relaciones Públicas y actualmente emprendedora de una Casa Productora desde la que dirige un podcast que goza de una importante proyección.

“En la casa productora realizamos desde guiones hasta comerciales, entrevistas, edición, audio, asesorías, se ha vuelto como una especie de despacho, Servicios Integrales de Comunicación SIC Productions, ese es su nombre”. 

Dentro de las herramientas que Diana domina en el ramo de las Relaciones Públicas, su nombre destaca por ser una de las expertas en desarrollar estrategias para diferentes oficinas e instituciones de gobierno.

“Empecé enfocándome en la importancia de las Relaciones Públicas en los gobiernos o en las instituciones gubernamentales, ya sea estatales, municipales, congresos, dependencias, todo porque nadie le daba la importancia debida. Aquí se hace de manera natural algo que se llama Lobbying o cabildeo, que en Estados Unidos y Europa está súper profesionalizado, entonces cuando yo veía que hay otros niveles de hacer gobierno en el área de Relaciones Públicas yo quise tratar de implementar su formalización y acuñé la frase: No todos somos figura pública, pero todos tenemos una imagen pública desde que salimos de nuestra casa”.

“No todos somos figura pública, pero todos tenemos una imagen pública desde que salimos de nuestra casa”

Diana se mantiene firme en que todas las acciones, por pequeñas que parezcan, se van sumando hasta conformar la imagen de cada persona y esa imagen es la que se percibe en el entorno donde cada persona se mueve.

“Todos hacemos relaciones públicas, algunos más conscientes que otros y por supuesto que quienes nos dedicamos a ellas le sacamos más provecho a la forma en la que convives con las personas”.

Crecer profesionalmente en un ambiente donde coexisten personalidades tan diversas le ha dado a Diana la capacidad de reaccionar asertivamente ante situaciones complicadas, incluso a dominar el estrés y hasta el miedo.

“Mi consejo es que si tienes miedo, hazlo con miedo y una vez que te atrevas no habrá nada que te detenga, porque cuando tienes tus prioridades te apegas a ellas y con base a eso le vas dando tiempo, concentración, enfoque y puntualidad”.

Con una familia que atiende una de las panaderías más tradicionales de Tijuana, desde hace más de 60 años, Diana desarrolló una alta capacidad de socializar, aprendió desde niñas las bases del servicio al cliente, de la atención que, aunados a su simpatía y temple, la convirtieron en una líder que ha sabido aprovechar todos los elementos que provee la vida en binacional.

“Todas las personas tenemos una suma de elementos que nos van definiendo personalidad y con el temperamento que ya traes logras proyectar y a realizar las cosas que tienes de acuerdo a tus gustos, de acuerdo a tu entorno, a las necesidades mismas de tu existencia”.

“Vivir en frontera te exige una conducta de hambre laboral o de mayor cobertura que si vivieras en otra parte. En esta región hay un alto sentido de competitividad, hay mucho talento, muchas formas de lograr lo que quieres y como muchos queremos lo mismo, entonces estamos en constante competencia, ahí es donde entran los valores y los principios para saber cómo vas a conseguirlo sin dañar a los demás y generando una personalidad solidaria tanto con mujeres como hombres”.

Si bien Diana es una profesionista de una sola pieza con proyectos sólidos y de gran impacto, a la vez es una mujer dedicada a su rol de madre, para ella lo más importante es el bienestar de sus hijas y su pleno desarrollo.

“Ser madre en una frontera, es lo mismo. Dependiendo del orden de prioridad en el que estén tus hijos, en mi caso, mi familia siempre ha estado en el número uno, he preferido sacrificar proyectos importantísimos, pero eso no significa que me quede quieta, me preparo más para estar lista para tomar todas las oportunidades que me lleguen o yo misma generarlas”.

“ Lo importante es darle al tiempo la sabiduría de que te vaya guiando, esperando a que te llegue el momento de calma, porque todos tenemos momentos y etapas de calma, los míos fueron cuando las niñas estaban chiquitas, les di tiempo pero no por eso dejé de soñar, ni de prepararme, porque los hijos crecen rápido y si no estás preparada para regresar al mundo con una actitud profesional ahí te estancas”.

“Ahora estoy trabajando más en el podcast con el que busco compartir historias que aporten inspiración a quienes las escuchan, busco visualizar el camino que debieron recorrer esas personas que vemos en puestos importantes, dirigiendo sus empresas o emprendimientos, porque poco sabemos de todo lo que tuvieron que vivir para llegar a donde están, sus barreras, sus obstáculos.

“Estas historias permiten ver que el éxito no siempre ha sido tan inmediato como ahora lo es una persona o lugar que se viraliza en redes y llega a la cima en cuestión de horas, es importante recapacitar que llegar a la cima es apenas el principio, porque se debe saber qué hacer para mantenerse ahí”.

CONTACTOS

Facebook: DIANA Ruvalcaba El Podcast y Diana Ruvalcaba

Instagram: Diana Ruvalcaba PR/com

Twitter: DianaRuvalcabaE

Fotos: Estudio Urbano