Emerge la cafeína como un contaminante global

Ante la gran demanda de estas bebidas se habla de algunas acciones que los consumidores pueden tomar en cuenta para reducir la contaminación

0
345
En plantas de tratamiento se eliminan altos niveles de cafeína de las aguas residuales./Foto: Archivo

Los desechos de bebidas con cafeína, desde el café, el té y hasta las energéticas, han sido calificados como contaminantes globales emergentes por investigadores de la Universidad de California, Davis y la Universidad de Alabama. Pero afirman que hay maneras de ayudar a resolver el problema.

Los datos dados a conocer informan que la cafeína “entra en nuestras vías fluviales a través del sistema de aguas residuales y afecta la calidad del agua y la vida marina. Y mientras que los posos de café a menudo se usan como enmienda del suelo, la cafeína es un asesino para las semillas en proceso de germinación”.

Ante la gran demanda de estas bebidas se habla de algunas acciones que los consumidores pueden tomar en cuenta para reducir la contaminación; en tanto, los científicos buscan estrategias innovadoras para eliminar la contaminación.

En el caso de las investigaciones, se trabaja en ver cómo “las bacterias adictas a la cafeína pueden usarse como un ‘equipo de limpieza’ para la cafeína. Tal contaminación proviene no sólo de la producción y consumo de bebidas con cafeína, sino también de suplementos farmacéuticos y nutricionales”.

Elegir bebidas libres de cafeína es una forma de disminuir el impacto ambiental./Foto: iStock

Se menciona que Gabriel Subuyuj, un estudiante graduado de microbiología de UC Davis en el laboratorio de la profesora Rebecca Parales revisa qué genes son necesarios para que las bacterias detecten, regulen y descompongan la cafeína.

“Una vez que se entienda mejor, la bacteria puede funcionar como un sensor de contaminación para detectar la cafeína. También podría usarse como una especie de probiótico, esencialmente descafeinando los desechos del café a medida que se los come”, ha informado Subuyuj.

El trabajo aún se encuentra en sus etapas iniciales y a años de distancia de las aplicaciones en el terreno. Mientras tanto, Subuyuj dice que “hay muchas maneras en que las personas pueden reducir la contaminación ambiental que viene con su taza de la mañana (y del mediodía y al final de la tarde)”.

Para ‘limpiar’ el hábito de cafeína

  • Elegir bebidas libres de cafeína
  • Reutilizar y reciclar. Algunas industrias usan los desechos para generar textiles, tinta, aromáticos y biocombustibles
  • No arrojar posos gastados o bebidas sobrantes en el fregadero
  • Hacer abono o desechar los posos en la basura en lugar de enviar la cafeína por el desagüe
  • Reducir el uso de desechables. Llevar su propia taza a la cafetería

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here