Rashel Cohen Lan, transforma el dolor y la injusticia para salir adelante y ayudar a otras personas

La presidenta de la Fundación Rebeca Lan, habla sobre cómo cada día cumple con su misión de impactar positivamente en la vida de quienes la necesitan

0
321

Canalizar la tristeza, el dolor y la injusticia hasta convertirlos en el coraje para salir adelante y enfocar su sentir en acciones que beneficien a otras personas que enfrentan situaciones similares a las de ella, hizo que Rashel Cohen Lan encontrara el sentido de su vida y la fortaleza para salir adelante como mujer y como ser humano.

Fundadora y Presidenta de la Fundación Rebeca Lan, creada en honor a su madre quien fue víctima de una injusticia que le arrebató su libertad, Cohen habla sobre los aspectos que influyeron en su transformación y cómo cada día cumple con su misión de impactar positivamente en la vida de quienes la rodean.

¿Cómo descubres tus aptitudes para la labor altruista?

Desde la infancia estuve expuesta a muchas carencias, aprendí a luchar por lo que le da sentido a mi vida y me apasiona.

Entendí la importancia de ayudar a quienes podía, en la medida que me era posible. Tener el sueño plasmado en mi alma de algún día poder cambiar mi historia y la vida que quería heredar a mi futura familia que tanto soñaba formar algún día.

Es cierto que no escogemos dónde nacemos, pero sí es nuestra responsabilidad cambiar lo que no nos pertenece para poder tener un mejor futuro.

“Desde la infancia estuve expuesta a muchas carencias, aprendí a luchar por lo
que le da sentido a mi vida y me apasiona”

¿Qué aspectos de tu infancia crees que influyeron para crear la Fundación?

El haber crecido en un entorno lleno de violencia e incertidumbre, tuve que afrontar con dolor la separación de mi madre, Rebeca Lan, a una temprana edad, ya que fue privada de su libertad injustamente.

Me quedé sola, en un entorno completamente fracturado, experimentando situaciones adversas a las que ninguna niña debería de estar expuesta.

El abandono familiar, el abuso, el rechazo social y la falta de seguridad me hicieron, a corta edad, adquirir las responsabilidades de un adulto, forzándome a dejar de lado mi infancia. Pero siempre llevando la bandera de la fe y la esperanza por donde iba.

Sin embargo, esto me llevó a almacenar las vivencias y aprendizajes que sirvieron de plataforma para guiarme en la formación de una hermosa familia de la cual recibo todo el apoyo, cariño y amor para dar el último paso, crear la Fundación Rebeca Lan que nace del corazón y que representa mi historia, mis valores y mis creencias.

¿Qué representa para ti la libertad?

Vivir de una manera emocional y espiritual, independientemente del entorno donde nos encontremos, aunque me queda claro que la libertad es la sensación y convicción de que nadie me obliga a hacer, pensar, decir o sentir algo que no quiera.

Justo todo esto es parte de la misión de la Fundación Rebeca Lan, brindarles y enseñarles el poder de la libertad en todas estas áreas sin importar sus circunstancias. Es por eso que trabajamos con las mujeres en prisión a través de nuestros cuatro pilares de trabajo: Dignificación en centros penitenciarios, Sanación e inteligencia emocional, Vínculo familiar y maternidad e Inclusión laboral.

¿Cómo vives el amor propio?

A través de mi vida, mi familia, de la Fundación; porque al momento de tener amor propio pude confiar en mí y comenzar a realizar mis sueños y mis metas.

Cada día alimento el amor propio al cuidarme física, emocional y espiritualmente, aprendiendo a perdonarme, siendo consciente de que no todo lo puedo controlar.

Justo en estas ideas se inspira el slogan de la Fundación Rebeca Lan, ‘Creo en mi’, ya que cuando una mujer se ama y se valora puede transmitir el amor a quienes están a su alrededor.

¿Qué representa en tu vida la familia?

Significa amor, enseñanza, ejemplo, protección, orientación, soporte y crecimiento, porque la familia es donde nos formamos, donde construimos nuestra identidad como personas, donde se promueve nuestro desarrollo con base en nuestros valores.

Cuando era pequeña lo que más soñaba era tener un techo y poder formar un hogar. El logro más grande de mi vida es haber formado un núcleo familiar estable, armonioso, solidario que llena profundamente mi alma.

Valoro cada parte de ella ya que es el pilar de mis días, es quien me anima a crecer para ser una mejor persona.

Uno de los propósitos más grandes de la Fundación es fortalecer los vínculos familiares de las mujeres con sus hijos, para que aun estando en prisión, ellas puedan tener una mejor relación con sus hijos y familiares, esto las motiva para aprovechar el tiempo en prisión y crecer como seres humanos transformar el dolor en propósito y teniendo esperanza para una vida mejor.

CONTACTO

www.fundacionrebecalan.org

Instagram:

@rashelcohenlan

@fundacionrebecalan

Facebook

@rashelcohenlan

@FundacionRebecaLan

Twitter.com/FundRebecaLan

Contacto@fundacionrebecalan.org