Marlen Castor, Genera con el arte un nexo social

Como artista plástica canaliza sus emociones y mensajes para impactar y conectar con su profesión como diseñadora

0
342

La timidez que caracterizó a Marlen Castor durante su infancia y la poca comprensión ante ello de algunos de sus profesores de primaria, la llevaron a ver en el arte una forma de expresión ideal para comunicar sus sentimientos y emociones.

Hoy, ya convertida en mujer y con una importante trayectoria como artista, Castor le da un nuevo valor a aquellas experiencias que en su momento tuvieron un rasgo negativo.

“Yo descubrí mis habilidades artísticas desde muy chica, cuando empecé a participar en concursos, en mis inicios de la primaria me tocaron maestros con desconocimiento de enseñanza y trato a un niño; yo era una niña muy cohibida y encontré por medio del arte la forma para expresarme, de poder transmitir mis sentimientos”. 

“Cuando empecé a dibujar, una maestra me motivó a concursar y, como me gustaba hacerlo, me sentí muy motivada y lo hice”.

“A raíz de eso me di cuenta de que mis dibujos transmitían, la gente se identificaba con lo que yo quería expresar, empecé a ganar concursos en la primaria y en la secundaria, eso me fortaleció internamente. Así fue que empecé a pensar en dedicarme al arte, cuando terminé la secundaria me dieron un reconocimiento en el rubro del arte, ya después cuando terminé la preparatoria me llamó la atención el diseño de interiores, porque me di cuenta lo relacionado que está con el arte, el dibujo, todo lo que a mí me gustaba”.

“Me siento orgullosa de mí porque sé lo mucho que me ha costado pero, al mismo tiempo, se me han abierto puertas que me han dado mucha seguridad  y la convicción de seguir” 

Nueva vida, nuevos horizontes

Al igual que muchas mujeres, al convertirse en esposa y madre, Marlen hizo del arte una actividad a la que le dedicaba muy poco tiempo durante la etapa de infancia y niñez de sus hijas.

“Aunque el arte ha sido una actividad muy importante en mi vida porque es mi principal medio de comunicación y me permite provocar la felicidad en otras personas. Hubo un tiempo en el que me dediqué a ser esposa y madre, me casé y eso me hizo interrumpir por un tiempo mi carrera”.

“Me dediqué de lleno a mi familia, pero no dejé de prepararme, tomaba clases y la idea de dedicarme a esto siempre estaba presente. Cuando tuve a las gemelas tuve que ajustar mis planes, porque toda mi atención era requerida por mis hijas, no era fácil, pero igualmente encontré pequeños momentos para hacer obra, exploré el volumen y volví a tomar talleres con maestros de mayor reconocimiento, me fui puliendo, fue cuando pude hacer más obra y me comprometía con exposiciones”.

El valor de apostar por ella misma

Hacer público su trabajo fue un punto crucial en la vida profesional de Marlen. Al ver que el público adquiría su obra la hizo buscar nuevas posibilidades para acercar la obra a nuevos y más grandes públicos.

Con exposiciones en lugares como en el Instituto de las Artes en Borrego Spring, Celebrando Latinas 2018 en San Diego, una colectiva en la Galería de Arte Fino Polos, muestras individuales en La Boheme, el Taller Código Mujer y Melamegy Laboratorio del Arte, Marlene empezó a buscar espacios en los festivales de arte en ambos lados de la frontera y logró ser parte de Rosarito Art Fest, Art Walk, el Festival del Arte y el Vino en La Jolla y Festival del Arte Latin América.

“Llegó el momento en el que mi obra se vendía muy bien, al percatarme de ello, se me abrieron nuevas ideas y más puertas”.

“Así que empecé a estar presente en festivales como Rosarito Art Fest, Art Walk en Little Italy y otro en La Jolla, a todos estos festivales me podía inscribir gracias al dinero de la venta de mi obra, es decir, aposté por mí, reinvertía lo que ganaba en material y en registros para exponer en los festivales”.

“Me han pasado cosas muy bonitas, yo no conozco otra cosa, así fue como empecé a apostar por mí, con una determinación de que mis obras son lindas, de que le encantan a la gente, de que trabajo para ofrecer calidad”.

“Todo eso se empezó a dar cuando mis hijas crecieron, después de que ya iban en secundaria y prepa, así es como lo he hecho, me lancé totalmente y desde entonces no he parado”.

CONTACTO

Gallery Marlen Castor

Ubicación: 22710 carretera Transpeninsular, Playas de Rosarito, México

Web: www.marlencastor.com

Facebook, Instagram: @marlencastor

Fotografía: Estudio Urbano