Asumen madres de familia pesada carga mental

La responsabilidad de atender múltiples labores del hogar va generando en las mujeres una afectación emocional pocas veces considerada

0
372

El trabajo de administrar el abrumador flujo de responsabilidades y obligaciones de una familia y un hogar que generalmente realizan las mujeres en el hogar, suele ser invisible, explicó Maggie Burgess. “Hablamos de lo que se conoce como ‘carga mental’, que incluye programar y asistir a citas médicas y conferencias de padres y maestros, inscribirse en campamentos, completar formularios y recordar cumpleaños”.

La terapeuta afirma que “no es la dificultad de ninguna tarea. Es la multitud de cosas para organizar, planificar y administrar, a menudo además de trabajar o administrar un negocio, lo que convierte a este ‘trabajo invisible’ en una carga mental al tener que satisfacer las necesidades emocionales de sus hijos de una manera saludable, ayudar a sus hijos a procesar emociones, todo ello puede requerir una gran cantidad de trabajo interno, especialmente para los padres que están criando hijos pequeños, muy sensibles o que tienen necesidades especiales”.

“Muchos padres están lidiando con sus propios traumas del pasado y están haciendo todo lo posible para ser padres de una manera que no repita esos traumas de la infancia”, dice Burgess. “Y eso requiere trabajo”.

Esta situación no es nueva explica la especialista, “los roles de género se remontan a tiempos prehistóricos de cazadores y recolectores, cuando los hombres servían como proveedores y las mujeres se quedaban más cerca de casa, cuidando a la familia. Sin embargo, las mujeres del pasado criaban a sus hijos en comunidad con otras madres y no estaban aisladas como lo están hoy”.

Los estilos modernos de vida, en su mayoría, implican que tanto el hombre como la mujer, o dos parejas de cualquier género, trabajen a tiempo completo para ser financieramente sólidos, destacó la terapeuta, “sin embargo, ambos necesitan una comunidad de familiares y amigos para criar niños sanos y mantener la casa en funcionamiento”.

Aunque se pueden hacer cambios que equilibren esta carga mental entre la pareja o más miembros involucrados en el hogar, la especialista precisa que “debe abordarse intencionalmente dentro de cada persona y discutirse abierta y respetuosamente dentro de la relación”.

“También deben ser honestos sobre qué tipo de apoyo necesita cada uno para que sea un ambiente saludable para criar a los niños mientras se ocupan de las necesidades mentales y emocionales de los padres”, dice Burgess.

Tener estas conversaciones puede ayudar a distribuir uniformemente la carga mental y permitir el cuidado personal, dormir bien, hacer ejercicio y socializar, todo lo cual todo padre necesita. “Participar en terapia, meditación, práctica espiritual y formas de arte son algunas de las muchas formas en que los padres pueden hacer el trabajo interno necesario para ser padres concienzudos y mostrarse como la mejor versión de sí mismos para sus familias”, mencionó Burgess.

Consecuencias de llevar la carga

  • Agotamiento
  • Baja energía, motivación y libido
  • Arrebatos de ansiedad o ira
  • Sentimientos de aislamiento
  • Falta de autocuidado

Afectaciones al sistema inmunológico

  • Dolores de cabeza
  • Tensión de cabeza, cuello y hombros
  • Dolor de espalda
  • Malestar gastrointestinal