Leptospirosis en perros: síntomas, tratamiento, vacuna…

La leptospirosis canina es una de las enfermedades más temidas en perros. El motivo es lógico; se trata de una bacteria que se transmite con facilidad, que provoca daños de salud en tu mascota muchas veces irreversibles y que puede cambiar la vida de una familia entera de la noche a la mañana.

0
349

La leptospirosis canina es una enfermedad bacteriana zoonótica causada por la Leptospira y presente a nivel mundial. Se contagia a través de las mucosas (boca, ojos, nariz, órganos sexuales) y que puede afectar a cualquier perro que no esté inmunizado contra ella y no haya tomado otras medidas para prevenir sus consecuencias.

También debemos tener en cuenta que es una enfermedad que puede ser asintomática y se puede transmitir incluso después de que el animal la supere (si no ha sido tratada), puesto que la bacteria puede vivir en el organismo del perro durante varios años sin causar efecto perjudicial en la salud.

Los roedores, el origen y máximo transmisor de esta enfermedad

Los roedores como las ratas, los ratones o los topillos son el origen de la leptospirosis y, además, su vector de contagio más importante. Al ser unos animales tan pequeños y aventureros, están en todas partes y con ellos camina esta peligrosa enfermedad para tu perro. En cuanto a las especies, la rata común o Rattus norvegicus es la que más contagios genera.

Como prevenir y evitar la leptospirosis canina

Vacunación anual: No existe ninguna prevención más efectiva contra la temida leptospirosis canina que la vacuna. Se trata del método de prevención definitivo ya que la eficacia es alta y, por ello, debes estar atento a los programas de vacunación recomendada para perros en casi todos los países.

Mejora y potencia su sistema inmune: Otra de las claves para prevenir la leptospirosis (y cualquier otra enfermedad que requiera de respuesta inmunitaria) es que tu perro tenga el sistema inmune lo más fuerte posible. De esa forma, su propio cuerpo puede destrozar el virus o la bacteria sin mayores contemplaciones, y la enfermedad nunca llegará a ser grave. Ejercicio físico y mejores paseos, alimentación basada en ingredientes sanos y suplementos adicionales para ayudar a mejorar su salud, son las tres claves para potenciar el sistema inmune.

Evita el contacto cercano con otros perros: El factor de contagio principal de la leptospirosis para muchos perros es el contacto directo con otros semejantes. Cuanto mayor sea el contacto, más probabilidad existe de contagio, por lo que el acto sexual tiene un gran riesgo.  

Aleja a tu perro de las zonas de riesgo (y busca la luz): La leptospirosis canina es una enfermedad que se desarrolla con gran facilidad en zonas de agua estancada. Y, si el clima es cálido, todavía se favorece más el contagio, puesto que esta bacteria disfruta entre los 20 y los 35 grados centígrados.

Síntomas habituales de la leptospirosis

  • Fiebre
  • Problemas respiratorios o tos
  • Color amarillento (ictericia) en ojos o encia
  • Orina oscura

Ante cualquiera de estos síntomas concurre a tu veterinario de confianza.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here