Magnesio y Zinc: Todo lo que se debería saber

Ambos se pueden obtener a través de una dieta equilibrada; también ingerirlos como suplementos puede ser de mucho provecho

0
340
Cortesía: Pexels

El magnesio y zinc son minerales muy importantes para varias funciones corporales. Ambos se pueden obtener a través de una dieta equilibrada; también ingerirlos como suplementos puede ser de mucho provecho.

BENEFICIOS DEL MAGNESIO Y EL ZINC

El zinc es esencial para mantener un sistema inmunológico saludable. También es importante para el crecimiento y reparación de tejidos. Desempeña un papel en la producción de hormonas como la insulina. La deficiencia de zinc puede provocar un sistema inmunitario debilitado, cicatrización de heridas y falta de apetito. Tomar suplementos de zinc puede aliviar algunos de estos problemas.

Por su parte, el magnesio está involucrado en más de 300 reacciones enzimáticas en el cuerpo.

Esto incluye los relacionados con la producción de energía, la síntesis de proteínas y la función muscular y nerviosa. La deficiencia de magnesio puede causar calambres musculares, fatiga, debilidad, ansiedad y dificultad para dormir. En algunos casos, los suplementos de magnesio pueden ayudar a aliviar estos síntomas.

Un beneficio potencial de ambos minerales es que pueden trabajar juntos para mejorar el rendimiento deportivo.

El zinc es vital para la síntesis de proteínas y el crecimiento muscular, mientras que el magnesio ayuda a regular la función muscular y nerviosa. Juntos, ayudan a mejorar la fuerza, la resistencia y el rendimiento físico en general.

ZINC Y MAGNESIO EN LA DIETA

Estos minerales se encuentran en muchos alimentos, así que antes de comprar un suplemento, es importante revisar si se consume suficientes semillas de calabaza, semillas de chía, almendras, espinacas, anacardos, maní, avena o aguacate se encontrará el magnesio; para aumentar el consumo de zinc se puede recurrir a los mariscos, las legumbres como las lentejas y los garbanzos, las semillas de calabaza, las nueces, el queso, los huevos, la quinua, las batatas y el chocolate negro.